Noticia: «La Junta de Andalucía autoriza la conversión en campus de FP de la torre de Agronómos»

Noticia completa: ABCdesevilla

Comunica formalmente a la UCO no tiene interés en el edificio, lo que permite concretar la adjudicación oficial

La Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía, que es la dependencia que custodia el patrimonio inmobliario de la Administración autonómica, ha retirado el último escollo que le faltaba al proyecto que pretende convertir la antigua Escuela de Agrónomos en un moderno centro de formación de profesionales, entre otras, de la rama sociosanitaria. La operación, que llevaba meses en desarrollo, se encontraba pendiente de la llegada de un solo documento con el objetivo de que la Universidad de Córdoba y la empresa ajudicataria de la explotación de las instalaciones, Gestión de Espacios Circulares, pudieran iniciar las operaciones que lleven a una inversión de relevancia que dejará solamente en las arcas de la institución académica algo más de siete millones de euros.

Lo que ha hecho la Junta es decir que no. En concreto, a los derechos que le asistían como anterior responsable del edificio. Es decir, antes de que pasara a formar parte del patrimonio de la Universidad de Córdoba. La Consejería de Hacienda comunicó ayer formalmente que renuncia al derecho de reversión del edificio que le asiste, lo que permitirá emprender el proyecto privado en el que se ha embarcado la Fundación Albor, una de las entidades más potentes en el desarrollo de curso de Formación Profesional en un momento en el que las iniciativas vinculadas a la capacitación laboral se prestarán por parte de entidades que competirán en un mercado. Los responsables del proyecto reconocen que han intentado adelantar todo lo posible el proyecto pero que estaban a expensas de conseguir la autorización de la Junta de Andalucía, que quedó a expensas de firma cuando se decretó el estado de alarma y el confinamiento de la población.

Alquiler a largo plazo a la Fundación Albor

Los planes concretos de Gestión de Espacios Circulares, una empresa ligada al grupo Barin, pasan por realizar un alquiler a largo plazo a la Fundación Albor de unas instalaciones que están valoradas, cuando todo está acabado, en 22 millones de euros. El complejo permitirá impartir treinta ciclos formativos con unas de las instalaciones más completas para la capacitación de trabajadores que se han realizado en Córdoba desde que la Universidad Laboral —hoy Campus de Rabanales— vio la luz. El proyecto tendrá un centro sociosanitario propio donde se realizará parte de la instrucción práctica de los alumnos —Albor tiene una rama potente de formación de trabajadores en este mercado, residencia de estudiantes, dos equipamientos docentes y una zona deportiva. Más que un instituto de FP tradicional se trabaja con un concepto de campus que permita a los estudiantes tener todo tipo de servicios en unas mismas instalaciones. Toda la implantación tendrá que ser tremendamente respetuosa con el protagonismo formal de la torre de ocho plantas en torno a la que se diseñó el complejo y que la Junta intentó colocar una y otra vez a operadores privados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *