Las clínicas se rifan a los higienistas bucodentales: la FP que te asegura 1.600€ al mes nada más acabar

El 95% de los que estudian este módulo tanto en centros públicos como privados encuentran empleo. 

-NOTICIA COMPLETA AQUÍ

Ir a la universidad y no estudiar un ciclo de Formación Profesional. Es la tónica en la que la mayoría de progenitores ha educado a sus hijos en los últimos veinte años cuando terminaban el instituto. Y es que concluir una carrera, informalmente, siempre ha sido sinónimo de éxito e inteligencia; mientras que optar por un módulo, en cambio, se ha traducido en fracaso y torpeza. Sin embargo, la realidad dista mucho de esta creencia social. Para muestra un dato: el 65% de las ofertas de trabajo en 2030 serán para estudiantes de FPs. 

Las clínicas se rifan a los higienistas bucodentales

Esta tendencia, aunque a muchos le sorprenda, no es un secreto para los nuevos alumnos. De hecho, han aumentado este año de nuevo hasta llegar a una cifra récord de 934.204 estudiantes. En total, 46.494 más que el curso pasado, un 5,2% más, según el informe de Datos y cifras del curso 2020/21, elaborado por MEFP. La Formación Profesional, de hecho, es la enseñanza que más crece en la última década (60,4%). 

Las clínicas se rifan a los higienistas bucodentales

Hay un módulo que ha destacado entre todos en los últimos años: el grado superior de Higienista Bucodental. Una profesión desconocida para muchos, pero cada vez más común en las clínicas dentales. Razón por la que el 95% de quienes la cursan encuentran trabajo cuando terminan de estudiar. 

Las condiciones laborales, entre tanto, también son un plus para estos profesionales. El sueldo medio de estos trabajadores suele estar entre los 1.500 y 1.600 euros al mes. Y el coste de estudiar el grado puede rondar entre los 500 euros, en un centro público —en España hay 171 centros que imparten este módulo—, y los 4.500 euros, en uno privado. 

El perfil de quienes suelen decantarse por este grado es de tres tipos. El primero, y cada vez en mayor medida, el de quienes tienen claro desde el primer momento que quieren ser higienistas bucodentales. El segundo, los alumnos que por cuestión de nota no han podido acceder a la carrera universitaria que querían y eligen la titulación más parecida. Y el tercero, los indecisos. Aquellos que no sabían qué estudiar pero que deciden, ante todo, tener trabajo cuando terminen su formación.

¿Qué hacen?

Las clínicas se rifan a los higienistas bucodentales

Un higienista bucodental, como bien indica el nombre, se encarga de hacer limpiezas, pero también de diseñar las impresiones para aparatos o fundas de dientes, hacer radiografías preparar las bandejas de material al dentista y hacer curas a los pacientes, entre muchas otras tareas. En general un higienista puede hacer todo menos lo que está relacionado con la anestesia.

Lo que más destacan tanto docentes como alumnos es que el grado es básicamente práctico. Y no solo eso, sino que también está abierto a compaginar esa formación con diferentes cursos oficiales como, por ejemplo, radiografía, periodoncias (tratamiento de las enfermedades dentales) o farmacología. Los cuales sirven para dotar al estudiante de puntos de cara a presentarse a unos oposiciones de higienista.