La Formación Profesional. El patito feo que se convierte en cisne

Noticia completa: La Razón

En estos momentos son muchos los alumnos, aconsejados por sus familias, que han de decidir su futuro formativo tras acabar la enseñanza obligatoria.

Cierto que la Formación Profesional es una opción cada vez más seleccionada. Pero todavía encontramos tópicos que hacen que sea percibida como la hermana pobre de la educación.

Son muchos los mensajes que de una manera directa o indirecta se transmiten a nuestros adolescentes menoscabando esta formación profesional. Entre ellos podemos encontrar frases del tipo: “Yo lo apunté a este cole porque así puede seguir aquí hasta el bachillerato y con los mismos compañeros” …, “La Formación profesional es para los que no les gusta o no pueden estudiar”… ,” ¿ Qué modalidad de bachillerato ha escogido tu hijo? …” Ah!! ! Formación profesional! . Bueno, así sabrá un oficio…

La lista de mensajes que infravaloran la formación profesional de manera directa o indirecta podría ser muy larga; seguro que pueden reconocerlos en cualquier conversación social.

La realidad es muy distinta. Voy a intentar hacer un alegato en defensa de la Formación Profesional.

No se aprende sólo un oficio. Hay más de 170 ciclos formativos en la oferta académica actual.

Se debe estudiar. Y mucho. Pero integrando la teoría y la práctica. Además la Formación Profesional potencia la creatividad, la innovación y el emprendimiento. Permite acceder a la universidad e incluso se convalidan asignaturas cursadas previamente. Y para terminar de convencer a los jóvenes, puedes también disfrutar de intercambios internacionales tipo Erasmus.

Es una opción cada vez más escogida por los jóvenes españoles. Los europeos ya hace tiempo que apostaron por esta vía. Se dieron cuenta que lo importante es tener el grueso de la población con estudios profesionales técnicos.

En España, el hecho de que la FP que sea una formación que requiera más inversión presupuestaria que la formación en Bachillerato ha incidido negativamente en que no se haya implementado como hubiera sido de esperar en una potencia demográfica y económica como la española. Una clase de bachillerato la puedes mantener con un profesor y un mobiliario. Un ciclo formativo requiere, además de esa aula y profesor, una dotación en materiales específicos, productos y servicios técnicos.

Este curso 2019-2020, cerca de 900.000 alumnos han escogido la vía de la Formación Profesional, en una tendencia claramente en auge.

Podemos comprobar los datos visitando la página del Ministerio de Educación y Formación Profesional. AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *